Acuerdo histórico del Reino Unido para impulsar la transición hacia energías limpias

26.03.2021 | Energía

Con la firma del acuerdo, el Reino Unido ya no proporcionará apoyo financiero al sector de la energía de combustibles fósiles en el extranjero desde el 31 de marzo de este año. 


El Reino Unido se ha convertido en el primer país del G7 en conseguir un acuerdo histórico para respaldar la transición de la industria del petróleo y el gas hacia una energía limpia y verde, al tiempo que brinda apoyo a 40.000 puestos de trabajo. A partir del 31 de marzo de 2021, el gobierno británico ya no proporcionará apoyo financiero al sector de la energía de combustibles fósiles en el extranjero.

De esta manera, el Gobierno del Reino Unido establece el estándar para la transición a una economía verde y limpia a medida que se reconstruye de una mejor forma, sin olvidar comunidades e industrias fundamentales.

Los trabajadores altamente calificados del petróleo, el gas y la cadena de suministro no se quedarán atrás en la transición hacia un futuro con bajas emisiones de carbono, prometió el gobierno del Reino Unido al anunciar un acuerdo de transición histórico con la industria del Mar del Norte.

El acuerdo sectorial entre el Gobierno del Reino Unido y la industria del petróleo y el gas apoyará a los trabajadores, las empresas y la cadena de suministro durante esta transición aprovechando las capacidades existentes de la industria, la infraestructura y el potencial de inversión privada para explotar nuevas y emergentes tecnologías como la producción de hidrógeno, la captura y almacenamiento de carbono, así como la energía eólica marina y el desmantelamiento.

A través del acuerdo, el sector del petróleo y el gas, con sede principalmente en Escocia y la región noreste, el Gobierno de Reino Unido y los sindicatos trabajarán juntos durante la próxima década y en los años subsecuentes para proporcionar las habilidades, la innovación y la nueva infraestructura necesarias para descarbonizar la producción del Mar del Norte. El Acuerdo no solo ayudará a las empresas existentes a descarbonizarse en preparación para un futuro neto cero para 2050, sino que también creará el entorno empresarial adecuado para atraer nuevos sectores industriales con el fin de que se establezcan en el Reino Unido, se desarrollen nuevas oportunidades de exportación para las empresas británicas y asegurar nuevos puestos de trabajo de alto valor a largo plazo.

La extracción de petróleo y gas en la plataforma continental del Reino Unido es directamente responsable de alrededor del 3,5% de las emisiones de gases de efecto invernadero del Reino Unido. A través del paquete de medidas, se espera que el acuerdo reduzca la contaminación en hasta 60 millones de toneladas para 2030, incluyendo 15 millones de toneladas de la producción de petróleo y gas en la plataforma continental del Reino Unido, el equivalente a las emisiones anuales del 90% de los hogares del Reino Unido, mientras se respaldan hasta 40.000 puestos de trabajo en toda la cadena de suministro.

Los compromisos clave en el Acuerdo de Transición del Mar del Norte incluyen:

  • Objetivos tempranos del sector para reducir las emisiones en un 10% para 2025 y un 25% para 2027, así como el compromiso a reducir las emisiones en un 50% para 2030.
  • La inversión conjunta del Gobierno del Reino Unido y el sector del petróleo y el gas podría llegar hasta 16 mil millones de libras esterlinas para 2030 con el fin de reducir las emisiones de carbono. Esto incluye hasta 3 mil millones de libras esterlinas para reemplazar los suministros de energía basados en combustibles fósiles en plataformas de petróleo y gas con energía renovable, hasta 3 mil millones de libras esterlinas en uso y almacenamiento de captura de carbono, y hasta 10 mil millones de libras para la producción de hidrógeno.

Una transición ordenada es crucial para mantener la seguridad energética de suministro en el Reino Unido, respaldar trabajos de alto valor y salvaguardar el conocimiento necesario para lograr un futuro con bajas emisiones de carbono.

Como una medida para apoyar el cambio a la tecnología verde y las energías renovables en el Reino Unido y en todo el mundo, el Gobierno del Reino Unido ha anunciado que ya no brindará apoyo al sector de la energía de combustibles fósiles en el extranjero a partir del 31 de marzo de 2021. Esto se da tras el compromiso del Primer Ministro británico, Boris Johnson, en la Cumbre de Ambición Climática en diciembre pasado de dar fin al financiamiento de los contribuyentes a los proyectos de combustibles fósiles en el extranjero lo antes posible, y la decisión sobre la fecha para cumplirlo se produce después de consultar con la industria.

La finalización de apoyos incluirá el soporte financiero de las exportaciones del Reino Unido, el financiamiento de la ayuda internacional y la promoción comercial para nuevos proyectos de petróleo crudo, gas natural y carbón, con muy pocas excepciones.

“Hoy estamos enviando un mensaje claro a todo el mundo de que el Reino Unido será una nación de energía limpia a medida que reconstruimos mejor y de forma más ecológica tras la pandemia", expresó el Ministro de Energía y Negocios, Kwasi Kwarteng y agregó:“No dejaremos atrás a los trabajadores del petróleo y el gas en el cambio irreversible que se produce en Reino Unido con los combustibles fósiles. A través de este acuerdo sectorial histórico, aprovecharemos las habilidades, las capacidades y el potencial de inversión privada del sector del petróleo y el gas para impulsar la revolución industrial verde, centrando su atención en las tecnologías limpias de próxima generación que el Reino Unido necesita para respaldar una economía verde".

Por su parte, el presidente de la COP26, Alok Sharma, indicó: "El Reino Unido está demostrando una vez más su liderazgo mundial, y cumpliendo la promesa del Primer Ministro, al poner fin al apoyo directo del gobierno al sector energético de los combustibles fósiles en el extranjero" y añadió: “Apoyando la tecnología verde y las energías renovables a través de nuestra financiación en el extranjero, ayudaremos a impulsar el crecimiento internacional de las industrias con bajas emisiones de carbono y crearemos nuevos puestos de trabajo como parte de una recuperación verde mundial. Invertimos en nuestro futuro de cara a la COP26 en Glasgow a finales de este año.” 

El petróleo y el gas siguen siendo vitales para la producción de muchos productos básicos cotidianos como medicamentos, plásticos, cosméticos y electrodomésticos. Es probable que este siga siendo el caso en las próximas décadas a medida que el Reino Unido realiza la transición hacia soluciones bajas en carbono. De hecho, el Comité de Cambio Climático independiente del Gobierno reconoce la demanda actual de petróleo y gas natural, incluyéndolo en todos los escenarios sobre cómo el Reino Unido cumple su objetivo de lograr cero emisiones netas para 2050.

Existe un enorme potencial de crecimiento en las industrias nuevas y emergentes, fundamentales para esta transición del petróleo y el gas:

  • El compromiso del gobierno con un objetivo de energía eólica marina de 40 GW podría ayudar a liberar alrededor de 20 mil millones de libras esterlinas de inversión privada en energía renovable para 2030, creando 60.000 nuevos empleos y generando crecimiento económico en áreas como el noreste de Inglaterra, Yorkshire y The Humber, East Anglia y Escocia. Se estima que el 60% del gasto en energía eólica marina del Reino Unido también se reintegrará en la economía para 2030.
  • El Reino Unido establecerá el uso y almacenamiento de captura de carbono en dos grupos industriales a mediados de la década de 2020, mientras que un Fondo de Infraestructura CCUS del gobierno de 1 mil millones de libras esterlinas brindará a la industria la certeza necesaria para implementar esta tecnología al ritmo y a escala.
  • El objetivo del Gobierno es que el Reino Unido desarrolle 5 GW de capacidad de producción de hidrógeno bajo en carbono para 2030, lo que podría beneficiar al Reino Unido con alrededor de 8.000 puestos de trabajo en los centros industriales y más allá. Esto estará respaldado por una serie de medidas, incluyendo un Fondo Neto de Hidrógeno Cero de 240 millones de libras esterlinas. Además, BP ya está desarrollando planes para la instalación de producción de hidrógeno 'azul' más grande del Reino Unido en Teesside, que podría producir hasta 1 GW de hidrógeno (20% del objetivo de hidrógeno del Reino Unido) para 2030 y capturar y enviar para almacenamiento hasta dos millones de toneladas de dióxido de carbono al año.

Para ayudar a la transición a una economía verde, el paquete de medidas está en sintonía con el presupuesto reciente en el que el Canciller se comprometió a financiar el sector del petróleo y el gas y apoyar a las empresas para desarrollar la energía verde. Esto incluye hasta 27 millones de libras esterlinas para la Zona de Transición Energética de Aberdeen con la finalidad de transformar el área en un centro de energía verde, y hasta 5 millones de libras esterlinas de fondos adicionales para el Global Underwater Hub con sede en Aberdeen para abrir oportunidades para que la ciudad se convierta en un hub mundial de ingeniería subacuática, incluyendo la eólica marina y el hidrógeno.

Para garantizar que la economía del Reino Unido siga siendo competitiva y resiliente en el camino hacia el cero neto, las empresas de todos los sectores deben estar preparadas para enfrentar sus riesgos y aprovechar sus oportunidades relacionados con el clima. Es por eso que el Gobierno del Reino Unido también ha publicado hoy propuestas que establecen cómo las empresas más grandes del Reino Unido y las firmas de servicios profesionales, que representan 4 billones de libras esterlinas en facturación, deberán prepararse para la transición a una economía baja en carbono.

Estas propuestas garantizarán que las empresas más importantes del Reino Unido estén analizando, comprendiendo y divulgando sus riesgos y oportunidades relacionados con el clima para desencadenar una ola de capital privado necesario con el fin de alcanzar emisiones netas cero para 2050. Esto es parte del compromiso del Reino Unido de ser el primer país del G20 en hacer obligatorias las publicaciones relacionadas con acción climática del grupo de trabajo correspondiente (TCFD por sus siglas en inglés).

El Acuerdo de Transición del Mar del Norte cumple con el compromiso del manifiesto del Gobierno en 2019 para un acuerdo sectorial transformador.

Añadir nuevo comentario