El objetivo es tener indicadores más precisos y detallados

Bajada: 

El Global Reporting Initiative anunció hace días la puesta en marcha del proceso de elaboración de su nueva generación de indicadores G4. ComunicaRSE entrevistó a Nelmara Arbex Vicepresidenta de GRI y a cargo del proyecto de actualización para conocer de primera mano un anticipo de cuáles serán los principales cambios en las directrices globales de RSE más importantes. Indicadores más precisos, comparables y nuevos temas como Protección de la Biodiversidad y Discapacidad. Conexión con Pacto Global y Directrices OCDE. Indicadores Clave de Desempeño y Sección de Reportes Integrados para inversores y ambientalistas. Cambios en los sistemas de calificación y validación se destacan como las principales novedades.


Alianza para que la educación financiera sea otro referente del Informe PISA 2012

Bajada: 

Francisco González, presidente de BBVA, y Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, han firmado un acuerdo de colaboración en París que permitirá ampliar el perímetro del Informe PISA al incluir indicadores que midan la educación financiera de los jóvenes de 15 años, a partir de 2012. De este modo no sólo se evaluarán los conocimientos en matemáticas, comprensión lectora y ciencias sociales, datos principales del informe actual, sino también el grado de competencia y conocimiento que poseen en temas financieros. La OCDE y otras instituciones como BBVA coinciden en que la educación financiera es un valor clave para la sociedad y las personas que la conforman.


Iniciativa de la OCDE contra la corrupción

Bajada: 

La OCDE está elaborando una nueva iniciativa para mejorar la lucha contra la corrupción y la transparencia. En primer lugar se hará dentro de los países miembro para luego ponerla en práctica con todos los otros actores relevantes, incluyendo gobiernos, organizaciones internacionales, organizaciones no gubernamentales y el sector privado.


Carta por la ISO 26000

Bajada: 

Importantes organizaciones empresariales internacionales enviaron en noviembre último una dura carta a la Secretaría Genera de ISO en la que manifiestan una “honda preocupación” por el proyecto de norma y consideran “muy poco probable que se generalice su aplicación en el sector privado”.